Europa dejará de vender autos impulsados con nafta y diésel
13/06/2022 Sin categoría

Europa dejará de vender autos impulsados con nafta y diésel

Miembros del Parlamento Europeo votaron este miércoles a favor de la prohibición efectiva de la venta de nuevos autos a nafta y diésel a partir de 2035.

6

Cada vez es mas común que en busca de un futuro en favor del cuidado del medio ambiente, se busquen nuevas alternativas ecológicas para ayudar a cuidar el planeta. Desde el uso de energías renovables, el reciclaje y el ahorro energético se busca crear un ambiente mas seguro y sustentable para la generación actual y las generaciones futuras. Es por esta razón que los miembros del Parlamento Europeo votaron este miércoles a favor de la prohibición efectiva de la venta de nuevos autos a nafta y diésel a partir de 2035. Se trata de un amplio paquete de medidas para combatir el cambio climático.

La propuesta, que había sido presentada por la Comisión Europa el último año, fue respaldada por por los eurodiputados. El objetivo de este proyecto es imponer una reducción del 100% de las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos para 2035, lo que pondría fin a las ventas de vehículos impulsados por combustibles fósiles.

Con 339 votos a favor, 249 en contra y 24 abstenciones, el Parlamento de la Unión Europea consiguió la aprobación de la iniciativa. Además, según precisó el medio español ABC, se fija un recorte de las emisiones para los coches y camionetas nuevas del 65% para 2030 (actualmente está fijado en el 37,5%) respecto a los niveles de este año, y del 100% en 2035, lo que supondría el fin de la era de los coches de combustión.

Europa fue el primer continente que se marcó el objetivo de lograr la neutralidad climática (cero emisiones) en 2050 y ahora se adelanta al resto de la comunidad internacional en la fijación de las primeras medidas concretas para alcanzarlo. El plan, bautizado con el nombre en inglés de Fit for 55 (en forma para el 55, en inglés), incluye también el objetivo de duplicar las energías renovables.

La medida es un mensaje a los fabricantes europeos para que aceleren su transformación hacia el coche eléctrico y una advertencia a las firmas de fuera para que cambien si quieren seguir haciendo negocio en Europa.

El veto a los coches de combustión no es la única medida que se ha puesto sobre la mesa en la Comisión. Bruselas, de hecho, se ha convertido en la capital mundial de la lucha contra el cambio climático con la aprobación de los primeros proyectos legislativos para acelerar drásticamente la reducción de emisiones de efecto invernadero durante esta década.