Puiggari: “hay que aumentar la fe en estos tiempos difíciles”
08/10/2021 Interés General / Sociedad

Puiggari: “hay que aumentar la fe en estos tiempos difíciles”

Durante la homilía, Puiggari habló de la pandemia, caracterizó este tiempo como “invadido con una ola de secularismo” y habló de la ley del aborto.

6

La comunidad católica de Paraná celebró la festividad de Nuestra Señora del Rosario, patrona de la capital provincial. Por esa razón desarrollaron distintas actividades para compartir con la comunidad.

Los feligreses de Paraná celebraron a su Patrona y salieron al encuentro de la Virgen del Rosario en las calles de la capital entrerriana. Debido a la pandemia por coronavirus, tal como ocurrió el año pasado, la imagen recorrió 25 parroquias de la ciudad con una emotiva caravana religiosa.

Luego se celebró la misa. La gran cantidad de feligreses ocuparon la explanada de la Catedral. En su homilía, Puiggari agradeció “a Dios por la posibilidad de compartir que nos ha dado, pero por sobre todo le doy gracias a Dios porque nos la dio como madre. Repitiendo una vez más el misterio de la visitación, salió al encuentro de sus hijos, recorriendo nuestras calles, nuestras parroquias, para estar cerca de ellos para bendecirlos, para protegerlos, para tener la certeza de que ella los escucha y que traslada esa oración a su hijo Jesús”.

La comunidad católica de Paraná celebró la festividad de Nuestra Señora del Rosario, patrona de la capital provincial. Por esa razón desarrollaron distintas actividades para compartir con la comunidad.

Los feligreses de Paraná celebraron a su Patrona y salieron al encuentro de la Virgen del Rosario en las calles de la capital entrerriana. Debido a la pandemia por coronavirus, tal como ocurrió el año pasado, la imagen recorrió 25 parroquias de la ciudad con una emotiva caravana religiosa

Luego se celebró la misa. La gran cantidad de feligreses ocuparon la explanada de la Catedral. En su homilía, Puiggari agradeció “a Dios por la posibilidad de compartir que nos ha dado, pero por sobre todo le doy gracias a Dios porque nos la dio como madre. Repitiendo una vez más el misterio de la visitación, salió al encuentro de sus hijos, recorriendo nuestras calles, nuestras parroquias, para estar cerca de ellos para bendecirlos, para protegerlos, para tener la certeza de que ella los escucha y que traslada esa oración a su hijo Jesús”.

“La expresión hoy fue ‘vengo a darle gracias’. Que nobleza de nuestro pueblo, en medio de tanto sufrimiento, de tantas limitaciones la primera palabra que sale es Gracias. Nuestros corazones hoy están llenos de distintos sentimientos, pero sobre todo de alegría y gratitud a nuestra Madre. Cuánto que agradecer por toda su protección a lo largo de nuestra historia a partir de 1731, pero por sobre todo por su presencia silenciosa, cercana y maternal en estos tiempos difíciles de pandemia. Cuánto que pedirte a ti Madre: lleva al cielo a los que fallecieron como víctimas del coronavirus, consigue a los enfermos la salud que tanto anhelan, fortaleza a los que sufren, premia a los trabajadores abnegados y silenciosamente al servicio de sus hermanos, consuela a los que están angustiados, solos, tristes, con dificultades económicas o laborales, intercede ante tu hijo por el fin de la pandemia y por la solución e todos los problemas que ha traído para nuestro pueblo, pero hoy también, mirando el rostro de nuestra madre, queremos decir que nos duele, cómo nos hemos alejado del proyecto de Jesús. En este tiempo ha invadido una fría ola de secularismo, hemos avanzado en la anticultura de la muerte con la promulgación de la Ley del Aborto, que su lógica nos está llevando a querer llegar a la eutanasia, la legislación de la droga, el desprecio de la vida que se manifiesta en la violencia y la inseguridad. Nos duele madre estar tan divididos como pueblo, nos duele ver tantos hermanos nuestros en la tierra del pan, del trigo, tienen hambre, son padres, cuántas injusticias”, manifestó.

No obstante dijo: “No queremos quedarnos en el lamento, no es propio de aquellos que queremos seguir a tu hijo pascual; queremos renovar hoy la certeza que la salvación y la auténtica alegría es Jesucristo. Queremos renovar nuestro compromiso a un nuevo impulso evangelizador, a predicar a tiempo y destiempo la alegría y el don de la salvación como nos invita el Papa Francisco”.

“Aunque atravesemos épocas oscuras y de debilidades eclesiales, la propuesta cristiana nunca envejece. Cada vez que intentamos volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio brotan nuevos caminos, métodos creativos, otras formas de expresión, signos más elocuentes, palabras cargadas de renovado significado para el mundo actual”, puso relevancia Puiggari.

De la misma manera expresó: “María nos enseña a esperar, a caminar juntos, en este camino sinodal que nos pide la Iglesia, esperar es salir de nuestras pequeñas cuevas hacia la inmensa fuerza del misterio de Dios que es su reino que ya estamos viviendo. Esperar es aceptar el riesgo de la vida de Dios en nuestra vida y decirle sí, como María, como José; esperar es la gracia de su hijo porque como en Caná, ella está intercediendo en Jesús por nuestras necesidades, que las conoce más que nosotros mismos”.

“En esta tarde también queremos mirar a San José en este año, su castísimo esposo, unida a ella en el plan de Dios. Su vida estuvo orientada a amar a Jesús y a María. Lo que unifica la vida de José es el amor, su corazón reboza de amor por ellos y por Dios. Es un amor que manifiesta un don total de sí mismo, estamos sufriendo como humanidad un fenómeno global que afecta a todos, quizá una de la vivencias más fuertes que tenemos es la incertidumbre. San José nos enseña a abandonarnos en brazos del Padre y confiar. Su vida no fue fácil pero se abandonó a la providencia morosa del Padre, su vida fue un constante acto de fé y de confianza. El busca resolver con valentía creativa los inconvenientes que la vida le iba presentando”, puso relevancia el arzobispo.

Destacó que la experiencia de la pandemia ha puesto de relieve el papel fundamental de la familia, como Iglesia doméstica y ha subrayado la importancia de su vínculo entre las familias” y pidió “apuesten a la familia, dedíquenle tiempo, ahí están los mejores valores, es lo mejor que tiene la Patria”.

Puiggari agradeció a los sacerdotes y a toda la comunidad las oraciones en los momentos difíciles de salud que atravesó.

Fuente: Once.com

Publicidad