Alquileres: afirman que creció la oferta y bajaron los precios
10/06/2024 Interés General / Sociedad

Alquileres: afirman que creció la oferta y bajaron los precios

A cinco meses de la derogación de la Ley que regulaba las condiciones de los alquileres, inmobiliarios destacan el impacto positivo en el mercado

6

Pasaron más de cinco meses desde la derogación de la Ley de Alquileres, defendida por grupos de inquilinos y cuestionada por el sector inmobiliario, ya que imponía contratos cada tres años y ajustes anuales en base a un índice que medía los salarios y la inflación, y esto generó que muchos propietarios retiraran sus inmuebles del mercado locativo, generándose una importante reducción en la oferta, ante una gran demanda.

Sin esta normativa, que estuvo vigente hasta el 29 de diciembre, los contratos ahora se resuelven entre las partes, y según confirmaron desde el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos (Ccpier), la cantidad de inmuebles disponibles para la renta creció considerablemente. Y este incremento en las unidades disponibles en el mercado impactó además en los precios, ya que al haber mayor competencia, los inquilinos tienen más opciones y los propietarios deben ofrecer valores atractivos para poder alquilar, algo que se ve en la práctica: en la actualidad un departamento económico de un dormitorio dentro del radio céntrico en Paraná ronda los 185.000 y los 200.000 pesos, cuando

Iara Defazy, vicepresidenta del Ccpier y referente de una inmobiliaria en Concepción del Uruaguay, confirmó a UNO: “Con las nuevas condiciones del mercado la oferta de propiedades en alquiler creció muchísimo en toda la provincia. Y esto hizo que los precios estén bajando porque hay mucha oferta”.

Al respecto, señaló: “Lo que venimos mencionando desde antes es que el mercado locativo está muy atomizado, esto quiere decir que hay muchos dueños, pero cada uno tiene poquitas unidades. Entonces, al haber tanta oferta, el inquilino tiene la posibilidad de elegir, y si le parece caro el precio que le está pidiendo un propietario, va a otro que le ofrece las mismas comodidades por un precio menor. Si ese propietario que pedía un precio más caro ve que tiene un mes el departamento sin alquilar, tiene que bajarlo, porque ya es un montón dentro de un contrato”.

Duración de los contratos
Si bien hoy ya no hay normas que regulen la duración de los contratos, Defazy respondió cuál es el plazo habitual que se pacta generalmente entre locadores y locatarios a partir de este año. “No hay una ley que regule o que establezca cuánto tiene que durar el contrato, y de hecho este punto se charla de acuerdo a la necesidad de cada parte. Hemos hecho contratos por 10 meses, por seis meses, por un año, por 24 meses. La generalidad es por 24 meses, es decir, dos años. Después viene lo particular, y las partes han recibido muy bien esto de que pueden sentarse a conversar qué necesitan”.

Actualización de los alquileres
En cuanto al plazo en que se van actualizando los importes, mencionó: “Eso también se puede pactar. En la mayoría de los casos se está acordando actualizar cada cuatro meses, en algunos casos cada tres, en muy poquitos cada seis. Se están tomando ICL (Índice para Contratos de Locación) o el IPC (Índice de Precios al Consumidor). Eso también se conversa”.

Por su parte, Alberto Marchini Poleri, corredor inmobiliario de Paraná, comentó: “Personalmente estoy haciendo los contratos por el término de dos años, con actualización trimestral o cuatrimestral por IPC o ICL, alguno de los dos coeficientes que acordemos con el locatario y el propietario. También en algunos casos me han pedido hacer por un año solamente, porque tienen la posibilidad de mudarse a otra provincia o otro lugar, y también fue aceptado porque hoy no hay plazo mínimo ni máximo, a todo esto uno lo puede manejar con total libertad”.

“En general, más o menos están parejos ambos índices ahora. Pero para mí, el ICL refleja un poco mejor la realidad de la inflación. Porque después hay un hecho que se está poniendo cada vez más complicado, que es cuando se hace una actualización trimestral o cuatrimestral y el proceso inflacionario en esos tres o cuatro meses es un poco alto. Lógicamente tiene una repercusión sobre el canon locativo que deben pagar los inquilinos a partir del quinto mes, y eso es una progresión más bien geométrica más que matemática. Y los bolsillos de la gente están, como lo vengo diciendo hace tiempo, muy alicaídos”, observó.

En este marco, analizó: “Hoy hay unos números menores en la inflación, pero veremos cómo sigue el panorama. Ojalá continúa con esta tendencia, pero lo veo bastante difícil, ya que el problema es que los costos de la vida cotidiana aumentan mucho, los servicios también, como la energía eléctrica, el gas; y todo eso repercute en economía particular de la gente: si uno tiene que pagar un alquiler que cuesta 400.000 pesos y debe mantener una familia de dos hijos, tiene que ganar más de un 1,6 o 1,8 millones de pesos, y la mujer contar con algún otro ingreso, sino se pone complicado”.

Fuete: diario UNO

Publicidad