Rosario: Piden detectores de metales en Hospitales
05/07/2022 Policiales

Rosario: Piden detectores de metales en Hospitales

El sindicato médico volvió a reclamar que se coloquen detectores de metales en el ingreso a los hospitales públicos de Rosario.

6

En un contexto de agudización de los episodios de violencia que se registran en la ciudad y tras el ataque sufrido por una vigiladora del Hospital Centenario a quien le dispararon dos veces, el sindicato médico volvió a reclamar que se coloquen detectores de metales en el ingreso a los hospitales públicos de Rosario.

“Cuando llega un paciente herido de bala, los médicos no saben a dónde internarlo porque tienen temor de que se arme un tiroteo con los miembros de la banda contraria o que vengan a buscarlo por venganza”, advirtió la titular de la seccional Santa Fe de la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra), Sandra Maiorana.

La profesional advirtió que quienes gestionan la internación en los hospitales “están obligados a tomar estas precauciones en forma permanente para evitar que se genere una balacera”.
POLICIALES
Video: balearon a una empleada de seguridad en un hospital público de Rosario
El pedido de los médicos para que se instalen detectores de metales en los accesos a los centros de salud se actualizó tras lo sucedido este domingo al mediodía en el hospital de Urquiza y Francia, donde una empleada de la empresa de seguridad privada recibió dos disparos.

El hospital cuenta con un servicio de vigilancia en los accesos y dos o tres efectivos de la policía provincial que recorren el edificio que ocupa una manzana en el barrio Agote. Desde la dirección del hospital anunciaron que se reforzará la vigilancia desde esta semana.

No obstante, la representante gremial señaló que la gravedad del incidente demuestra que “los mecanismos de seguridad habituales que conseguimos en los últimos años han fallado”, por lo que resulta necesario pensar en otro tipo de respuestas. “No se puede seguir corriendo el riesgo de que entre gente armada a un hospital”, advirtió.

Maiorana apuntó que los centros de salud son lugares públicos con mucho tránsito de personas, trabajadores y profesionales. “Existen detectores de metales en los ingresos a los Tribunales o en los aeropuertos. Se trata de cuidar la seguridad de los médicos, pero también de los pacientes y de sus familias”, apuntó.

Un pedido con historia
No es la primera vez que el gremio advierte sobre la necesidad de mejorar las acciones preventivas en los accesos a los hospitales. Hace ocho años, después de que un grupo de unas diez personas ingresara a los gritos y rompiendo las puertas de la guardia del Hospital Carrasco, reclamaron por primera vez la instalación de arcos detectores de metales.

Desde entonces, las situaciones de agresión en los centros de salud acompañaron el crecimiento de la violencia urbana en Rosario. “En los últimos seis meses hemos visto que se incrementaron las situaciones de robos o agresiones, cuando son leves y no hay nadie lesionado, se terminan diluyendo, ya no se denuncian porque están naturalizadas”, explicó.

Aún así, la preocupación existe, al punto en que durante la última paritaria entre los profesionales y el Ministerio de Salud de la provincia se acordó duplicar el presupuesto para dotar de seguridad a los hospitales santafesinos.

Según explicó la referente sindical, el mayor problema lo representan los adolescentes que llegan con heridas de bala y, por su edad, no pueden contar con custodia policial. “En los hospitales no saben dónde alojarlos porque tienen miedo de no poder resguardarlo si los integrantes de una banda contraria llegan a buscarlos y se produce un enfrentamiento”.

Prometen más seguridad
La agresión a la empleada de vigilancia quedó registrada en las cámaras del hospital. Las autoridades del Centenario aportaron este lunes las imágenes a la fiscalía.

Según indicó la directora del hospital, Claudia Perouch, el hecho fue muy rápido. “El agresor estaba ingresando por la entrada de Urquiza y cuando la empleada de seguridad privada le preguntó hacia donde iba y le colocó el alcohol en las manos, se dio vuelta, con una capucha puesta, y le efectuó dos disparos. Afortunadamente fue una desgracia con suerte y la bala no le dio en ningún lugar importante”.

De acuerdo a información del hospital, la vigiladora salvó su vida ya que uno de los proyectiles sólo la rozó en el omóplato y el otro no impactó en el cuerpo. Uno de los proyectiles impactó en la puerta de acceso al hospital. Los agresores se retiraron del lugar sin inconvenientes.

Perouch brindó una conferencia de prensa el lunes a la mañana junto al subjefe de la Unidad Regional II, comisario Mario Goyenechea. Los funcionarios señalaron que en los próximos días se reforzará la seguridad en el efector.

Actualmente, describieron, hay un destacamento policial y dos o tres agentes que recorren el hospital. “Adentro, el personal está cuidado, pero a partir de mañana vamos a reforzar con más agentes las 24 horas, pero entiendan que esto podría haber sido en la vereda y hay una situación social muy compleja”, señaló la médica.

Por la mañana había trascendido que la empleada de seguridad que fue atacada en el Centenario tendría el mismo apellido de una de las personas asesinadas en las últimas horas. Al respecto, Goyenechea aclaró que: “Está la coincidencia del apellido, pero no sabemos si tiene algún parentezco. Los motivos de este hechos pueden ser muchos, hay que dejar que avance la investigación, sino serían hipótesis sin bases de sustento”. (La Capital)

Publicidad