La inflación afectó a los almacenes de barrio
17/02/2022 Interés General / Sociedad

La inflación afectó a los almacenes de barrio

Los almacenes de los barrios son los que abastecen a los vecinos en sus compras diarias, sobre todo en lo que son los alimentos.

6

Cobraron mayor protagonismo a partir de la pandemia, cuando en tiempos de confinamiento estaba permitido ir a comercios de cercanía y en este contexto se afianzó el vinculo entre los vendedores y los clientes. Sin embargo, hoy son los que más sufren el impacto de la inflación. Con una marcada pérdida del poder adquisitivo de parte de los consumidores, ven resentida la demanda y advierte una importante caída en las ventas.

Desde que abren sus puertas reciben a todo tipo de clientes, y no faltan aquellos que antes compraban un surtido de mercadería para toda la semana y hoy llevan lo justo y necesario; ni quienes en el pasado adquirían cosas de primeras marcas, pero para poder llegar a fin de mes en la actualidad debieron optan por productos más económicos. Asimismo, en muchos advierten que crece la cantidad de personas que antes pedía un kilo de algo y ahora lleva menos, hasta donde le alcanza el dinero.

Son acciones a las que muchas veces se ven obligados quienes cobran un salario que va detrás de la inflación, que en enero fue del 3,9%, según informó el martes por la tarde el Instinto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), pero que en el caso de los alimentos y bebidas fue superior: trepó al 4,9% durante el primer mes del año.

El informe del INDEC también reveló que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) lleva acumulado un incremento general del 50,9% en los precios en los últimos 12 meses, un porcentaje que en muchos casos excede los incrementos de los salarios que numerosos sectores convinieron durante los acuerdos paritarios del 2021 y que abarcan a los primeros meses de este año, lo que lleva a que se siga registrando una marcada pérdida del poder adquisitivo en una amplia franja de trabajadores. Que en este contexto haya un fuerte incremento de los alimentos es un duro golpe al bolsillo.

Sobre este punto, Mario Sarli, integrante del Centro de Almaceneros de Paraná y comerciante de la zona sur de la ciudad, comentó a UNO: “La gente consume menos cuando suben los precios. Hay quienes dicen que no hay que consumir hasta que vuelvan a bajar y optan por otra cosa más económica; otros que compran igual lo que vienen a buscar, pero llevan menos cantidad”.

Fuente: UNO Entre Ríos