Desabastecimiento de combustibles y un precio a descongelar
06/12/2021 Economía

Desabastecimiento de combustibles y un precio a descongelar

Frente a una demanda que crece, y los cupos de combustibles de las petroleras, se afecta el expendio. El precio podría modificarse en enero

6

En gran parte de las provincias se está dando una situación con los combustibles: el faltante que genera desabastecimiento y la posibilidad latente, que después del 31 de diciembre se deba descongelar el precio de los mismos.

Durante este fin de semana, automovilistas de Paraná alertaron que se registró un faltante de combustible en distintas estaciones de servicio. En diálogo con La Radio de UNO (88.7 La Red Paraná) Mario Amado, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Entre Ríos, confirmó la situación y comentó: “Desde principios del mes de noviembre empezaron a haber restricciones fuertes con respecto al gasoil, con imposición de cupos por parte de las petroleras, que están entregando un promedio de lo que se entregó en el año 2019. Con esta cantidad, que disponen ellas, nos quedamos cortos en el expendio en esta época del año, cuando está a pleno la cosecha en la provincia, hay mayor circulación del transporte y tenemos más movimiento con el turismo”.

A su vez, sostuvo: “En principio, los primeros problemas fueron con el gasoil. Las estaciones de servicio que se quedaban sin combustible empezaron a sufrir estas restricciones frente a la demanda. Muchas están otorgando de a 100 o 200 litros a los camioneros como para repartir un poco más la entrega, pero la demanda presiona mucho por esto que mencionamos: estamos en época de cosecha, de mayor movimiento en el transporte y demás”.

“Acto seguido, lamentó: “Desgraciadamente es una película que vimos, porque el congelamiento de precios del pasado ha provocado esto. Cuando a las petroleras no le dan los números o se les achican mucho, empiezan a volcar al mercado solo lo justo y necesario que se han comprometido con las estaciones de servicio y a nosotros esto nos llega en un momento muy complicado, porque venimos desde mayo con los precios congelados, que es lo mismo que decir que tenemos las comisiones congeladas”.

“En estos último 30 o 40 días tuvimos un poco más de venta, ya habiendo alcanzado los niveles de prepandemia, pero en este momento otra vez no vamos a poder vende estos mismos volúmenes, así que volvemos a estar de nuevo en el brete de tener comisiones congeladas, mientras todos los insumos y costos están afectados por la inflación”, dijo, y concluyó: “Eso hace que volvamos a pender de un hilo, tratando de mantener un equilibrio muy delicado. Esperemos que este faltante del fin de semana no sea algo habitual”.

El empresario indicó que el panorama podría agravarse por la falta de resolución de los problemas que hay con los combustibles.

Además, hizo notar que el precio de los combustibles deberían aumentar después del 31 de diciembre, que finalice el congelamiento dispuesto por el gobierno nacional. “Una vez pasada esa fecha, vamos a reclamar un replanteo de los precios en todos los combustibles”.

En todo el país
Dueños de estaciones de servicio de Córdoba y otras provincias alertaron que hay desabastecimiento de combustible y temen que el problema sea aún mayor hacia fin de año por el movimiento de turistas.

En diálogo con Cadena 3, Luis Monier, propietario de una estación de servicio blanca (sin marca) y representante del Grupo Energiar, dijo que “la situación es prácticamente desesperante”.

“Hay desabastecimiento y los valores donde se consiguen los productos están por encima de los precios que están en surtidor de la bandera estatal”, explicó.
Según dijo, el panorama “se agudizó hace un mes” y podría incluso empeorar si no se regulariza el precio del combustible en el surtidor.

Por otra parte, indicó que la razón es el congelamiento de los precios, ya que las petroleras tienen un precio establecido por el Gobierno que está 20 dólares más abajo del precio que tiene el crudo a nivel internacional.

Lo que sucede es que, como no alcanzan a producir todo lo que demanda el mercado interno, tendrían que importar. Sin embargo no lo hacen porque el precio es más alto.
Entonces, ajustan por cantidad, es decir, abastecen menos al sector mayorista. De esta manera, las primeras afectadas son las estaciones blancas.
Por otra parte, Gonzalo Roca, referente de los estacioneros en el Valle de Traslasierras, explicó que, en las estaciones con banderas, se establecieron cupos en la entrega “para abastecer al mercado de acuerdo a la producción existente”. De esta manera, no pueden vender más de lo que vendieron en diciembre de 2019, antes de la pandemia.
Entonces, quienes antes cargaban combustible en las estaciones blancas, ahora se van a las que tienen bandera. Sin embargo, eso hace que se incremente la demanda en medio del cupo existente.

“Si se van cortando los cables de comercialización, puede afectar a otros sectores productivos como transporte y campo”, cerró Roca.

Fuente: DiarioUNo

Publicidad