La Farsa electoral en Nicaragua
08/11/2021 Internacionales

La Farsa electoral en Nicaragua

Previsiblemente, la fórmula integrada por el matrimonio Daniel Ortega y Rosario Murillo se impuso en los comicios presidenciales nicaragüenses.

6

Permitiendo la eternización de la dictadura del Frente Sandinista de Liberación Nacional.​

Pero lo que tuvo lugar en Nicaragua el domingo 7 no fue una elección, sino una farsa. Mientras el régimen del comandante Ortega se perpetúa en el poder, sus opositores permanecen encarcelados. De hecho, en un clima de represión, violación sistemática de los Derechos Humanos y persecuciones políticas, siete de los principales candidatos alternativos al gobierno fueron detenidos, mientras que otros se vieron forzados a partir al exilio.

Los hechos resultaron de una prerrogativa derivada de la legislación aprobada por la super-mayoría oficialista de la Asamblea Nacional el 21 de diciembre de 2020.

Un conjunto de medidas draconianas que en los hechos permitieron a la dictadura encerrar a los principales candidatos opositores del país. Una ley a medida permitió en la práctica que Ortega y su híper-influyente esposa-vicepresidente consiguieran el sueño de todo dictador: unas elecciones sin candidatos opositores.

Publicidad